Algenkraft
  • 417 mg Aceite de algas de Schizochytrium sp.
  • Rico en EPA y DHA naturales, que han demostrado contribuir a una función cardíaca sana y normal
  • Óptimo para vegetarianos y veganos
  • 60 cápsulas vegetales
Calificación: Valora Algenkraft.
Artículo-Nr.: 8777
PZN: 16488972
Contenido: 36 g
Precio:
25,95 € (Precio: 72,08 € / 100 g)
  • A partir de 2 sólo 21,95 € por unidad
    Ahorras 15%
    (Precio: 60,97 € / 100 g)
  • A partir de 4 sólo 19,95 € por unidad
    Ahorras 23%
    (Precio: 55,42 € / 100 g)

En existencia | Aquí encuentras más información acerca del tiempo de entrega

Todos los precios incluyen el impuesto más los gastos de envío.
Envío gratuito dentro de España desde 100 euros.

Algenkraft rico en ácidos grasos omega-3 EPA y DHA

Se calcula que existen más de 400.000 especies diferentes de algas en el planeta. Sin embargo, hasta la fecha sólo se conoce un 20% de ellas. Las especies individuales impresionan sobre todo por su diversidad, que no sólo se refiere a su coloración, sino también a las diferencias estructurales y a los componentes característicos. Por ello, los investigadores y biólogos siguen teniendo el reto de descubrir, describir y clasificar las especies restantes.

En el primer lugar de la cadena alimentaria marina

Las algas son uno de los organismos vivos más antiguos de la Tierra. Como productores primarios, están en la cima de la cadena alimentaria marina y transmiten la energía producida para su propio crecimiento a otros eslabones herbívoros y carnívoros de la cadena alimentaria. Además, también han llegado a nuestros platos. Las algas se consumen, por ejemplo, como componente del sushi, se añaden a los alimentos con fines tecnológicos y también se utilizan en ensaladas o sopas. En la cocina asiática son un ingrediente fijo e indispensable.
También son muy adecuadas como complementos alimenticios y a menudo se ofrecen en forma de gránulos o polvos prensados. Las microalgas chlorella y spirulina, en particular, han demostrado su valor debido a su amplia gama de nutrientes y otras propiedades especiales.
Además de hidratos de carbono, fibra y aminoácidos de alta calidad, la mayoría de las algas contienen numerosas vitaminas y minerales que pueden contribuir a nuestro suministro diario de nutrientes. Debido a su perfil de nutrientes y composición de ácidos grasos únicos, la microalga marina Schizochytrium nos interesó de forma especial. Tiene un alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, más concretamente en valiosos ácidos grasos omega-3, y es especialmente rica en ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA).

Ácidos grasos omega-3 como parte de una dieta equilibrada

Los ácidos grasos son cadenas de longitud variable compuestas por hasta 26 átomos de carbono. Si están unidos por enlaces químicos simples, son ácidos grasos saturados. Se habla de ácidos grasos insaturados cuando están presentes uno o más dobles enlaces. Entre ellos se encuentran los ácidos grasos omega-3 que, especialmente como moléculas de cadena larga, son un valioso componente de nuestra dieta y tienen un efecto beneficioso para la salud.
Los ácidos grasos omega-3 son vitales para nuestro organismo, por lo que debemos tomarlos regularmente en nuestra dieta. En nuestro cuerpo se convierten en sustancias similares a las hormonas, los llamados eicosanoides y docosanoides, que tienen diversos efectos en nuestro metabolismo. Las sustancias básicas para ello son los ácidos grasos de cadena larga, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).


En la década de 1960, el nutricionista Ancel Keys observó que las enfermedades cardiovasculares, como los infartos de miocardio y los derrames cerebrales, parecían producirse con menos frecuencia en Grecia y el sur de Italia que en el norte de Europa o Estados Unidos. Sospechaba que la razón era la dieta mediterránea de la región mediterránea. Se caracteriza por una elevada proporción de alimentos de origen vegetal, formando parte del menú las frutas y verduras, las legumbres, las grasas vegetales procedentes de los frutos secos, las semillas y el aceite de oliva, así como las especies de pescado graso como la caballa, el salmón, las sardinas o el arenque. Los productos lácteos, la carne y los embutidos, especialmente la carne roja, se consumen raramente. Este patrón dietético hace que la dieta mediterránea sea especialmente rica en ácidos grasos omega-3.
Por ello, las sociedades de nutrición, como la Sociedad Alemana de Nutrición (DGE), recomiendan el consumo regular de ácidos grasos omega-3. Son buenas fuentes ciertos aceites vegetales como el de colza y el de linaza, así como los pescados grasos de mar como el salmón y el arenque.

¿Qué son el EPA y el DHA?

 

El EPA y el DHA son dos de los ácidos grasos omega-3 de cadena larga esenciales para nuestro organismo. Se encuentran principalmente en las grasas animales. En menor medida, nuestro cuerpo puede formarlos por sí mismo a partir del ácido alfa-linolénico, un ácido graso omega-3 de origen vegetal. Puedes leer cómo funciona exactamente la conversión en la página de nuestro producto „Aceite de Krill". Sin embargo, este proceso sólo tiene lugar de forma reducida porque la actividad de la enzima necesaria para ello es limitada y también es necesaria para otros procesos del metabolismo de las grasas.
En condiciones nutricionales normales, el ácido alfa-linolénico vegetal no puede sustituir al EPA y al DHA. Además la proporción entre los ácidos grasos omega-6 y los ácidos grasos omega-3 determina la cantidad de EPA y DHA que se forma. Cuanto menor sea la proporción de los dos tipos de ácidos grasos, mayor será la posibilidad de que se formen EPA y DHA. Lo ideal, según las sociedades profesionales, es que la proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 sea de 5 a 1. Sin embargo, nuestra dieta occidental tiene una proporción real de 20 a 1.

La designación como ácido graso omega-3 u omega-6 depende de si el primer doble enlace está situado en el tercer o sexto átomo de carbono a contar desde el grupo metilo (grupo CH3).

Basándose en numerosos estudios científicos, se ha demostrado que el EPA y el DHA tienen una influencia positiva en todo el sistema cardiovascular. Los ácidos grasos omega-3, entre otras cosas, favorecen la salud vascular y cardíaca al contribuir a mantener niveles normales de triglicéridos en la sangre y una presión arterial normal. Además, el DHA en particular es importante para la función cerebral y la visión. Constituye una parte importante de todos los lípidos de las membranas del cerebro y la retina y junto con el EPA, garantiza las funciones neuronales normales, como la cognición, la emoción y la memoria. Las mujeres embarazadas, en particular, deben asegurar un suministro adecuado de DHA, ya que desempeña un papel importante en el desarrollo normal del cerebro y los ojos del bebé.
La DGE recomienda una ingesta diaria de 250 mg de EPA y DHA, que puede cubrirse bien con una o dos comidas de pescado a la semana.

Sin embargo no todo el mundo quiere comer pescado o no lo tolera debido a una alergia alimentaria. El aceite rico en ácidos grasos omega-3 procedente de microalgas, como el mencionado Schizochytrium, es en este caso la alternativa óptima para cubrir la necesidad. El aceite de este tipo de algas está aprobado oficialmente como Novel Food desde 2003 y debe contener al menos un 32% del ácido graso DHA.

La nueva normativa alimentaria

Se refiere al Reglamento 2015/2283 de la UE sobre nuevos alimentos, que entró en vigor el 31.12.2015. Novel Food son todos aquellos alimentos que no se utilizaban para el consumo humano en cantidades normales en la Unión Europea antes del 15 de mayo de 1997.

La microalga Schizochytrium

El alga del género Schizochytrium pertenece a la familia de los llamados Thraustochytridia y es fascinante, porque es capaz de formar de forma natural los ácidos grasos esenciales omega-3 DHA y EPA, que de otro modo consumimos principalmente a través de las grasas animales. Para ello no depende de la luz solar, sino que utiliza restos de plantas, hojas y otras materias orgánicas. Debido a esta peculiaridad, se clasificó originalmente en la familia de los hongos. Sin embargo, las investigaciones de biología molecular han demostrado que los thraustochytridia no pertenecen a los hongos, sino que están relacionados con los Heterokonta, grupo al que también se pueden asignar las algas marinas y otras microalgas.

La extracción del aceite de algas

Las microalgas de las que se extrae nuestro aceite de omega-3 no proceden del mar, sino que se cultivan de forma sostenible en contenedores especiales de acero inoxidable, lo que permite ahorrar valiosos recursos. Otra ventaja de este método es la protección de las poblaciones de peces y krill en el mar, ya que los peces y el krill también se alimentan de estas algas.
Las algas se cultivan por fermentación en las llamadas condiciones heterotróficas. A diferencia de las condiciones fototróficas, las algas no necesitan que se les suministre luz y dióxido de carbono (CO2), lo que requeriría un elevado aporte energético y superficies susceptibles de contaminación. En cambio, las algas reciben azúcar y ácido acético como fuente de energía y carbono. Esto les permite crecer incluso en la oscuridad. En la naturaleza, esto les da una enorme ventaja evolutiva, ya que les permite sobrevivir en las capas más profundas del agua y del suelo.
El cultivo se realiza en un sistema cerrado, de modo que no hay contacto con posibles contaminantes del entorno.
Para obtener finalmente el valioso aceite de algas, se rompen las paredes celulares de las algas. El aceite se produce en condiciones casi libres de oxígeno, por lo que está óptimamente protegido contra la oxidación. Para garantizar la máxima calidad del producto, también se eliminan del aceite los olores y las sustancias que lo acompañan y en un último paso, se filtra delicadamente mediante filtración en frío.

Vorschaubild zum Algenkraft-Video

En BioProphyl nos tomamos la protección de datos muy en serio. El vídeo sólo se incorpora en nuestro sitio cuando se intenta reproducirlo. El contenido es transmitido directamente por el operador respectivo y es posible que éste establezca cookies. Puedes encontrar más información en nuestra política de privacidad (sección 3.9).

 

Características de calidad

Cada cápsula de nuestro aceite de algas contiene 417 mg de aceite de alta calidad de algas Schizochytrium sp. Proporciona 229,4 mg de ácidos grasos omega-3, de los cuales 125,1 mg están presentes como DHA y 62,6 mg como EPA, y de este modo contribuye al funcionamiento normal del corazón. Los métodos cuidadosos de procesamiento, como el filtrado en frío, garantizan la creación de un producto de alta calidad en el que se conservan todos los valiosos ingredientes naturales de las algas. Al estandarizar el aceite, podemos garantizar una calidad constante y un contenido idéntico de los valiosos ácidos grasos omega-3. Los antioxidantes naturales, como la vitamina E, garantizan que el aceite tenga una larga vida útil y no se "enrancie". Mediante un proceso de fabricación especial, las cápsulas son inodoras y muy digeribles. La cápsula de almidón blando, vegana y con recubrimiento entérico, evita los desagradables eructos tras la ingesta, como suele ocurrir con las cápsulas de aceite de pescado.

Aceite de algas y yodo

En cuanto al contenido de yodo, que suele ser un problema en los productos elaborados con algas, no debes preocuparte con nuestras cápsulas. Al cultivar las algas en un entorno controlado y utilizar soluciones nutritivas especiales, no pueden absorber el yodo y acumularlo en sus células. Si hay pequeñas cantidades de yodo, se elimina del aceite de omega-3 durante el proceso de fabricación, de modo que podemos abordar cualquier posible problema de seguridad.

Nuestras cápsulas Algenkraft no contienen aditivos artificiales ni materiales de procesamiento y ofrecen una alternativa vegana óptima para optimizar tu suministro diario de ácidos grasos omega-3, ya que la cubierta de la cápsula también es 100% vegetal. Además, las cápsulas son muy adecuadas para los alérgicos, ya que no contienen ingredientes alergénicos de pescado o marisco.

 

Referencias:

  • Icking J, Menn C (2019): Algen - Vielfalt aus dem Meer. Bundeszentrum für Ernährung (BZfE) (Hg.). https://www.bzfe.de/inhalt/algen-556.html. Zugriff: 20.12.2020.
  • Honda D, Yokochi T et al. (1999): Molecular phylogeny of labyrinthulids and thraustochytrids based on the sequencing of 18S ribosomal RNA gene. J Eukaryot Microbiol. 1999 Nov-Dec;46(6):637-47.
  • Cavalier-Smith T et al. (1994): Thraustochytrids are chromists, not Fungi: 18s rRNA signatures of Heterokonta. Phil. Trans. R. Soc. Lond. B (1994) 346, 387-397.
  • European Food Safety Authority (EFSA) (2014): Scientific Opinion on the extension of use for DHA and EPA-rich algal oil from Schizochytrium sp. as a Novel Food ingredient. EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies (NDA). EFSA Journal 2014; 12(10): 3843.
  • Smollich M (2015): Omega-3-Fettsäuren und Hirnfunktion. Ernährungs Umschau 62(10): 170-177.
  • Richter V et al. (2011): Langkettige Omega-3-Fettsäuren: Bedeutung und Versorgungskonzept. Deutsche Apotheker Zeitung 2011; 151(25): 43-47.

 

Ingredientes del complemento alimenticio
Nombre del producto Algenkraft
Ingredientes 69,4% de aceite de algas Schizochytrium sp., cápsula vegetal (humectante glicerina, almidón de maíz modificado, carragenina, agua, carbonato sódico), aceite de girasol, aroma extracto de romero, antioxidantes extractos de tocoferol y palmitato de ascorbilo.
Ingredientes que pueden provocar alergias e intolerancias Ninguno
Cantidad neta 60 cápsulas = 36,06 g
Recomendación de consumo diario 1 - 2 cápsulas con algo de líquido.
Nutrientes por cápsula
(por 2 cápsulas)
417 mg (834 mg) aceite de algas que contienen 229,4 mg (458,8 mg) de ácidos grasos omega-3 (de los cuales 62,6 mg (125,2 mg) EPA y 125,1 mg (250,2 mg) DHA).
Nombre y dirección de la empresa BioProphyl® GmbH - Erlenweg 2 - 56729 Nitz - Alemania

No superar la ingesta diaria recomendada. Almacenar en un lugar fresco y seco, fuera del alcance de los niños. Los complementos alimenticios no sustituyen una dieta equilibrada, variada ni a un estilo de vida saludable.


Productos que te pueden interesar